Fantasía: elixir mental vital.

Se dice que una imagen vale más que mil palabras…

Y yo añado, que mil palabras crean infinitas imágenes mentales.

Estamos acostumbrados a visualizar casi todo, a obtener información gracias a lo que vemos. Sin embargo, más allá de la realidad visual tan palpable, se encuentran las connotaciones de cada una de las palabras que utilizamos al expresarnos.

La semántica del lenguaje es fuente de conocimiento de lo que no se ve.

Lo que no se ve es FANTASÍA. Esta fantástica esencia que nos hace crear mentalmente paisajes irreales que, a través del uso del lenguaje tanto verbal como escrito, nos hace explorar nuevos mundos.

Dentro de las definiciones sobre esta acogedora palabra se encuentra la siguiente: “Grado superior de la imaginación; la imaginación en cuanto inventa o produce”. RAE.

Todos tenemos la capacidad de imaginar, de fantasear, por lo que todos somos en cierto modo productores de fantasías que pueden plasmarse y llegar a ser una realidad a través de las Artes y las Ciencias.

Cada persona es libre de imaginar y de recrearse en sus propias fantasías. Es más, puede llegar a compartirlas, a su gusto, a través de las palabras.

La imaginación no tiene límites y dentro de lo fantástico se encuentra el elixir mental vital de toda existencia.

Escribir sana y no pasa de moda.

La terapia personal gracias a la escritura marca un antes y un después… atrévete a hacerlo.

Te recomiendo que organices tus pensamientos a base de simplificarlos en frases. Cuando lo tengas, crea el libro de tu vida cada día y cada noche, porque todo momento inspira.

Desahogarse con la escritura te ayuda a leerte y releerte en distintas etapas de tu vida, para que puedas apreciar, sentir y anotar tu evolución a lo largo del tiempo. Las palabras que empleamos en distintos momentos… dicen todo de nosotros.

Tú puedes comenzar a escribir en cualquier situación. Desde que aprendemos el uso de la escritura, tenemos el “don” de hablarnos internamente.

Es cierto que en momentos de soledad y angustias solemos ser propensos a lanzarnos y escribir como terapia personal. Este aspecto es muy sano, dado que la escritura nos sana desde dentro hacia afuera, sacando el dolor a base de letras; ya sea con tinta o con teclas.

Aprovechemos también los instantes felices para disfrutar con narraciones sobre ello, impúlsanos a releernos siempre, para ser más conscientes de todo lo bueno que nos sucede.

Mediante felicitaciones proyectamos lo mejor de nosotros mismos hacia los demás.

Las cartas y postales no son elementos pasados de moda, únicamente se crean y envían con múltiples formas diversas; digitales o no; más allá de fronteras.

Nuestra capacidad de escribir es ilimitada y atemporal.

Pon siempre un mensaje en tu vida y escríbelo… para tenerte más presente con este presente.

Revisión de contenidos de Comunicación.

Lejos de ser más fácil, el revisar contenidos de Comunicación es una labor más dificultosa e importante que crearlos.

¿Por qué? Los motivos principales son 2 y deben de conocerse, para dar más valor a las revisiones que en muchas ocasiones pasamos por alto.

1º) debe valorarse si funcionan, o no, los mensajes ya utilizados: lo que implica investigarlos conforme al público (target) hacia el que van dirigidos.

Pasado, presente y futuro se unen en el punto de partida.

2º) son fundamentales para cualquier creación inicial: a modo de «radar corrector«.

Actúa evitando errores de todo tipo: de estilo personal, gramatical, ortográfico, y sobre todo, de COMPRENSIÓN.

Sin una buena supervisión es más que probable que la creación no se entienda lo bastante.

Como consejo, cuenta siempre con una revisión de contenidos de Comunicación, a modo de obligación personal y profesional.

  • A nivel particular, contar con revisiones de más personas te ayudará a ampliar horizontes y evitar errores.
  • A nivel profesional es fundamental contrastar con el equipo todos los detalles que igualmente son enriquecedores y omiten fallos.

Si te encuentras en estas tesituras y necesitas una revisión de tus textos a medida, cuenta con mi colaboración siempre que lo necesites 🙂

Redacción internacional.

Me es grato iniciar una nueva andadura, en la que México es el punto de origen de mis primeras experiencias profesionales en el ámbito de redacción internacional, con el idioma español.

Con unas buenas dosis de comunicación abierta y distendida, las letras empiezan a fluir tras aclarar conceptos iniciales y aprender modos de expresión del otro lado del Océano Atlántico.

Son unos inicios gratos en los que ambas partes estamos compartiendo raíces y modernidad a la par. Nos apoyamos y ayudamos en cada paso. Es fantástico ver como surgen sinergias entre continentes.

Ahora quedan retos y textos a medida que lleguen a alcanzar objetivos comunes.

¿Lo lograremos?

En ello estamos, disfrutando del camino, porque lo más importante es compartir viaje inicialmente y luego ver a cuál destino se llega.

De España a México, de México a España, siempre en unión y con la mejor compañía.

Próximamente os contaré cómo van desarrollándose los contactos y actividades.

Muchas gracias por confiar en mi hacer en torno a la comunicación y su redacción.

Saludos.