Comunicación / Investigaciones / Marketing

Comunicar es generar oportunidades: personaliza siempre que puedas.

El siglo XXI está repleto de oportunidades que se activan cuando nos comunicamos.

El Mundo está digitalmente más unido que nunca, para expandir lo mejor que somos capaces de hacer: COMUNICAR.

La comunicación surte efecto cuando hay acción implícita en ello, asociada a un objetivo concreto.

Todo lo que expresamos, tanto en lenguaje no verbal, como escrito, invita a participar en acciones de intercambio que dan lugar a oportunidades.

Al margen de fronteras físicas, la conectividad global existente nos permite dar la vuelta al mundo con un mensaje.

Englobando el objetivo empresarial al mensaje adecuado, podemos alcanzar el impacto necesario para llegar a la persona que deseamos.

Hay que tener presente, que la comunicación, aunque sea “de masas” llega persona a persona.

La personalización de un mensaje abre el camino al éxito, por lo que debe de considerarse el detallar los aspectos que el lector quiere, y no los que el escritor pretende. Este factor se basa en la empatía y es primordial si de verdad te importa que tu oportunidad llegue a buen puerto.

El e-mailing permite contactar, a cientos o miles de personas, con un clic. Si consideramos el Principio de PARETO, sabemos que con el 20% de ellas lograremos el 80% de los resultados. Luego, no todo es volumen a granel, sino que saber qué 20% de los contactos que tenemos nos van a generar lo mejor que buscamos, es tarea de filtro que debe de hacerse para no malgastar recursos.

¿Qué sucede cuando tenemos localizado ese 20% de clientes óptimos?

Dar el salto a la PERSONALIZACIÓN será muy beneficioso y hará que la conexión sea más profunda; al conocerse aspectos concretos de cada contacto.

Sin lugar a duda, esta labor lleva más tiempo y más dedicación, pero los resultados son más palpables y rápidos. Focaliza en el target adecuado para lograr los objetivos de oportunidad que buscas.