Año 2020, el año que sobrevivimos.

Me quedo con esta frase como resumen, porque todo lo demás lo conocemos y será parte de la Historia de la Humanidad.

Gracias a todos, a cada persona que se ha desvivido por salir adelante en esta viral situación, seguimos vivos.

La VIDA ha cambiado, pero siempre es vida. Por este motivo, aunque tenemos vacunas que ayuden, debemos seguir teniendo un cuidado máximo en lo que a la SALUD se refiere. Somos tan frágiles. Con este sentimiento debemos avanzar, con fragilidad, y con mucho más cuidado y cuidados que nunca.

La pandemia asedia y muta, las vacunas se adaptarán, pero los resultados serán parte de la Humanidad que crea y destruye, sin medir las consecuencias. Esto no es nuevo, la NATURA está en peligro y con ello todos nosotros.

No te extrañes. Sí, voy a FELICITAR LAS FIESTAS, pero de un modo inusual. De un modo que, entre lágrimas, aflora el sentir de la vida por encima de todos; porque no es lo material lo que prima, sino lo abstracto de estar vivo, o no.

Hemos perdido a millones de personas en todo el Mundo que se merecen un tributo especial: el Resurgir de la Humanidad desde el Amor y la Salud.

La Salud es VIDA, y el AMOR las une más allá de fronteras.

Hemos visto lo fácil que es atravesar y agrietar el Mundo. Veamos ahora cómo podemos recorrerlo y repararlo, gracias a ese esfuerzo conjunto de cada persona que mantiene su vida a flote, dando lo mejor de sí misma.

El 2021 nos hará mejores.

Entradas relacionadas