Inspirando, frase a frase: me pongo las botas, naturalmente.

Siente tu naturaleza de los pies a la cabeza.

Empezando por los pies, pongo mi naturaleza del revés. Hagamos el pino.

Juro por la hierba fresca que pisan mis botas, que no es solo abono lo que brota.

Crear y andar, todo es empezar.

Si te pones en mis zapatos, seguro que no andas el mismo camino.

Si dejaste huella, hiciste tu camino.

Comentarios

  1. María Elena Rincón Sisamón 13 junio, 2018 at 7:29 am

    Qué bonito optimismo poético ???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.