Ponerse en la situación del lector es fundamental a la hora de escribir.

Un aspecto vital para tener en cuenta es saber que, quienes nos leen, nos están dedicando lo más importante de su vida: su tiempo.

Debemos acostumbrarnos a medir el tiempo de lectura en palabras escritas para determinar cuánta dedicación estamos requiriendo.

Este aspecto se realiza en la elaboración de textos a medida para cuñas comerciales de radio. En 30 segundos se expresan todos los aspectos tácticos de un negocio, en base a su estrategia de comunicación principal. También observamos este hecho en las noticias televisivas, donde cada segundo cuenta.

La permanencia de un usuario leyendo nuestra web se mide igualmente y varía en función del servicio y/o producto que ofertamos.

 

El foco está en captar la “atención”, despertar el “interés”, promover el “deseo” y hacer que se llegue a pasar a la “acción”. Estos pasos son los denominados y requeridos en la Técnica “AIDA”.

Ambos factores, el adecuar el mensaje de la forma correcta según AIDA y el tiempo que se tarda en hacerlo, son la clave del éxito del mensaje que estamos creando.

Una vez hayas logrado tus textos a medida persuasivos cronométralos. Se cuenta con 3 segundos para captar la atención en la lectura del titular. Si logras esta meta, las probabilidades de que se lean el cuerpo de texto aumentan y aquí, sin extenderse, debes de resumir con las mismas pautas las características de tu servicio y/o producto.

Lo bueno, si breve, mucho mejor; dado que el tiempo es un recurso limitado que se nos está regalando, es el obsequio más preciado de todo redactor.

Tiempos de lectura contando palabras y la Técnica AIDA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.